Se refiere a la manera como el Establecimiento Educativo es orientado.  Esta área se centra en el direccionamiento estratégico, la cultura institucional, el clima y el gobierno escolar, además de las relaciones con el entorno.  De esta forma es posible que la Rectora y su equipo de gestión organicen, desarrollen y evalúen el funcionamiento general de la Institución.